La solución para la caída de cabello a causa de tratamientos oncológicos.

Queremos que sigas siendo tú.
Que te mires al espejo con ganas,  que te reconozcas. Que pese al cansancio, pese al dolor, pese a todo, sigas teniendo eso que te identifica. Y no hablamos solo de tu cabello, sino de tu fuerza, tu autoestima, tu ganas de comerte al mundo.

Queremos que te levantes cada mañana y te recuerdes que
contigo no podrán. Que tienes la fuerza de una leona, la cabellera de una leona y te aferras a la vida como una leona. Creemos en la belleza de tu fortaleza, y haremos todo para que siga siendo así.  
Somos Keila
Sabemos a lo que nos enfrentamos
LA QUIMIOTERAPIA tiene muchos efectos secundarios, entre ellos la caída  del cabello.  Pero no AFECTA solo a nivel físico, sino TAMBIÉN A NIVEL psicológicO Y EMOCIONAL.
La caída del cabello puede ser un efecto adverso de la quimioterapia, la terapia dirigida, la radioterapia o los trasplantes de células madre (médula ósea). Estos tratamientos contra el cáncer pueden dañar las células que ayudan a que el cabello crezca y debilitarlo hasta el punto de no permitirle crecer.  El cabello no suele caerse inmediatamente después de iniciado el tratamiento.
Luchamos para que el principal efecto secundario físico, no permita que las pacientes pierdan su fuerza. 
15%
Presenta vulnerabilidad laboral 
34%
Pierde
su trabajo
70%
Pierde su salario o casi todos sus ingresos
45%
Recurre a atención psicológica
Trabajamos en la solución
¿Quién está detrás de este proyecto?
Contamos con el apoyo y liderazgo del Doctor catedrático Javier Cortés Castán, considerado como uno de los oncólogos más relevantes y con mayores contribuciones en la investigación oncológica, especialmente en el ámbito de los tumores de mama, y líder de numerosos ensayos clínicos internacionales en esta patología.

Keila está en un proceso de innovación tecnológica en el que persigue democratizar el acceso al tratamiento para evitar la caída del cabello durante el tratamiento de quimioterapia durante el cáncer de mama.

I+D+I